Vértigos y Cefaleas

El vértigo es una sensación de falta de estabilidad o de desconocer cuál es nuestra situación rotatoria en el espacio. Se caracteriza por presentar la sensación de que lo que está a nuestro alrededor diera vueltas o no estuviera quieto. Puede ir acompañado de náuseas o vómitos y falta de estabilidad para andar.

Para mantener el equilibrio el cuerpo utiliza tres sistemas:

                -La Vista: informa al cerebro de nuestra posición en el espacio

                -El Oído interno: sus estructuras informan de las aceleraciones rotatorias y de la posición de la cabeza en el espacio.

                -Los receptores articulares “Propioceptores”: En todas las articulaciones tenemos receptores que nos indican la posición de los miembros sin necesidad de mirarlos. Tenemos gran cantidad de propioceptores en la planta de los pies y en las cervicales.

Estos tres sistemas se complementan, así el cuerpo reconoce su posición en el espacio en todo momento y se envían órdenes adecuadas a los músculos para mantener el equilibrio.

El problema llega cuando existe un conflicto de información entre los estímulos que recibe el cerebro de la vista, el oído y las articulaciones. El cuerpo no logra identificar en qué posición se encuentra y nos produce sensación de desequilibrio.

Hay diferentes tipos de vértigo:

Vértigo Cervical: se relaciona con trastornos de la columna cervical producidos por:

                Contracturas musculares

                Traumatismos tipo latigazo cervical

                Procesos degenerativos como artrosis de la columna.

Otros tipos de vértigos: su origen está en el oído interno, como la neuritis vestibular, vértigo postural benigno o vértigos de Menière.

Una vez descartado el origen del vértigo por un especialista y dependiendo de su origen los vértigos pueden ser tratados mediante fisioterapia y sencillos ejercicios de rehabilitación.

Una parte del tratamiento consiste en relajar la musculatura cervical y evitar contracturas, equilibrar el líquido cefalorraquídeo y las membranas cerebrales y realizar ejercicios de rehabilitación vestibular para reeducar los tres sistemas (vista, oído y propicepción).

En clínica ATLAS te ofrecemos este tipo de tratamiento específico, consúltanos!!!

 


 

 

La cefalea o dolor de cabeza puede ser un síntoma de una enfermedad, aunque en la mayoría de los casos no hay alteración orgánica.

El origen de la cefalea puede estar dentro de las estructuras craneales o causada por la musculatura cervical, por una fijación de las vertebras cervicales y de la espalda en general, por alteraciones en la mandíbula y en la musculatura masticatoria, por traumatismos etc.

Hay varios tipos de cefaleas, pero las más comunes que tratamos en nuestra práctica diaria son:

                Cefalea Tensional: es de origen cervical, es la más frecuente. Aparece en la edad adulta y puede durar desde 30 min. a varios días. El dolor es bilateral, tipo opresivo, de intensidad leve o moderado y no empeora con la actividad física.

El origen puede ser un espasmo de la musculatura cervical y suboccipital relacionada directamente con el estrés emocional.

                Migrañas: Puede aparecer en la infancia, afecta más a las mujeres. Se caracteriza por la aparición de luces en movimiento, sensación de adormecimiento de las extremidades antes de que aparezca el dolor y después es un dolor pulsátil o continuo, unilateral, de intensidad moderada a grave que aumenta con la actividad y que suele comenzar en la sien, en la nuca o en la frente. Dura de 4-24h y se acompaña de malestar general, nauseas y vómitos, sensibilidad a la luz, al ruido y al movimiento.

La causa no está clara, pero se cree que se produce por una inflamación de las arterias de una de las meninges, la duramadre. Los factores que desencadenan la inflamación pueden ser externos (alimentos, hambre, estrés, falta de sueño, frio) o internos (factores hormonales, alteración del sistema neurovegetativo, predisposición genética).

Una vez se ha diagnosticado la cefalea y la migraña por un especialista y se descarta patología neurológica, podemos realizar un tratamiento de fisioterapia enfocado  a tratar la zona cervical y el cráneo y otras estructuras para mejorar la sintomatología

En clínica ATLAS te ofrecemos este tipo de tratamiento específico, consúltanos!!!